Consejos para conseguir un efecto de piel desnuda sin renunciar al maquillaje

Consejos para conseguir un efecto de piel desnuda sin renunciar al maquillaje

Desde hace ya algunos años se ha puesto de moda el maquillaje nude, incluso llegando al extremo de lucir un aspecto totalmente natural en el que parece que no se lleva ni gota de maquillaje. Y decimos “parece” porque lo cierto es que sí que se emplean cosméticos, y con color, para conseguir ese estilismo. Todo es cuestión de una serie de trucos para conseguir este look o estilismo que están tan de moda –y se mantiene en la cima del éxito- porque hace parecer más joven. ¿Cuáles el secreto? Son tan solo cuatro pasos.

Las claves

Una de las primeras claves para lucir un maquillaje con efecto piel desnuda pasa por utilizar la prebase y elegir la correcta. Debe siempre utilizarse una que tenga factor de protección solar 50, sea hidratante y reduzca los poros y líneas de expresión. De este modo, se sienta la base de piel perfecta.

La otra clave está en la base de maquillaje. Y esto también es fundamental porque tiende a elegirse mal. En este caso, lo mejor es optar por una que sea fluida para que se pueda extender y fundir muy bien con la piel.

Igualmente es vital que sea muy hidratante para que la piel quede jugosa y que tenga efecto lifting con el fin de ahondar en el camuflaje de las líneas de expresión y se gane firmeza. Otro dato a tener en cuenta es que debe ser antiaging, conteniendo así vitamina E.

piel
En este tipo de maquillaje hay otro cosmético que no puede faltar. Se trata del corrector cremoso. Aquí la elección pasa por uno que sea nutritivo y muy cubriente, sobre todo, para las pieles maduras.

Y, finalmente, está el iluminador, que es otro producto imprescindible. La mejor opción es elegir uno con un tono sutil y de color rosado. Se recomienda, además, que tenga una textura agradable. Entre las mejores, está la de gel-polvo.