Cosmética para tener un cuerpo 10

Cosmética para tener un cuerpo 10

Flacidez, descolgamiento o zonas corporales poco definidas son algunos de los problemas más habituales que padecen muchas mujeres en diversas partes del cuerpo y que se han acentuado con el confinamiento. Y, ahora, aunque se puede salir y hacer más ejercicio, lo cierto es que cuesta recuperar el tono porque, además, está también el paso del tiempo. ¿Qué puede hacerse? Además de seguir una alimentación adecuada y hacer ejercicio, hay cosméticos que ayudan a conseguir este objetivo.

Nalgas caídas

Tener o haber pasado más tiempo sentadas, pasa factura. Esto se traduce en verse el trasero caído. En estos casos, la solución pasa por un cosmético remodelador con colágeno para tonificar la zona.

Es importante aplicarlo con fricciones fuertes y alternas con las palmas. De este modo, mientras una mano sube presionando, la otra baja para soltarlo. Luego, se deben hacer movimientos rotatorios fuertes con los nudillos.

Brazos poco definidos

En el caso de los brazos, la clave está en usar una crema reafirmante para tensar los tejidos. Su aplicación tiene que hacerse masajeando desde los codos hasta los hombros para drenar toda la zona.

cuerpo

Piel flácida

Y otro problema habitual es la piel flácida. Aquí se pueden proporcionar varios cuidados. Uno de ellos es acabar la ducha con chorros estimulantes de agua fría, que deben ir desde los tobillos hacia arriba para mejorar la circulación sanguínea. También es fundamental emplear una crema reafirmante y que contenga componentes como la centella asiática, yuzu, té verde, vitis vinifera o vitaminas E y C.

Volumen en el vientre

Pasar más tiempo sentado, también hace que aumente el volumen en la zona abdominal. Para combatirlo, lo mejor es apostar por la cosmética reductora. Este tipo de productos están elaborados para actuar en las zonas rebeldes. Además, incluyen activos que favorecen la combustión de grasas. Entre ellos destacan, por ejemplo, la cafeína, té verde o algas.

Su correcta aplicación es esencial. Lo mejor es extender el producto con movimientos circulares en sentido de las agujas del reloj alrededor del ombligo.