Tratamientos para una mirada más joven sin pasar por el quirófano

Tratamientos para una mirada más joven sin pasar por el quirófano

A muchas personas les gustaría verse más jóvenes, pero no quieren pasar por el quirófano para hacerse tratamientos de estética. Sin embargo, no es imposible lucir una mirada más joven sin una intervención quirúrgica. La buena noticia es que hay tratamientos con los que se obtienen muy buenos resultados. ¿Cuáles son? Aquí contamos algunos de ellos.

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico es uno de los productos clave en belleza y a la hora de hablar de rejuvenecimiento. Es importante elegir aquellos cosméticos con ácido hialurónico anteojeras para que la mirada se vea más joven. Normalmente, se suelen incluir en sérums y contornos de ojos porque se rehidrata a fondo la piel, contribuyendo a que la mirada esté más descansada y más fresca.

También es posible hacer infiltraciones con ácido hialurónico para atenuar las ojeras en aquellos casos en las que van acompañadas de hundimiento de los ojos, ya que se rellena la piel por dentro y se proyectan hacia arriba. También se disimulan las patas de gallo.

Láser

El láser CO2 es una buena solución cuando se tienen las ojeras oscuras y, en concreto, son de color marrón, ya que se producen por un exceso de melanina. Con este tratamiento, se renuevan las capas superficiales e intermedias de la piel.

rostro-mujer

Blefaroláser

Para las personas que tienen bolsas, una buena solución es el bleflaroláser porque elimina la grasa y el exceso de piel alrededor del ojo. Con el láser, se logra retraer la piel sin necesidad de cortar.

Hilos tensores

Y otra solución son los hilos tensores. En concreto, aunque depende de cada caso, se tiende a insertar dos hilos tensores bajo la piel al lado de cada ojo para levantar la ceja y la parte superior del párpado. Así se tienen unos ojos más almendrados y abiertos. En este caso, hay que tener en cuenta que se requiere anestesia local.